En defensa del aumento de busto


El Doctor Andrés Gómez, Director de la Clínica Colombiana de Obesidad y Metabolismo, comparte este estudio, resultado de su constante contacto con las mujeres y la creciente necesidad de aumentar su busto.

modelo2Critican el método pero defienden el resultado.  Dicen que ahora la moda es verse naturales, pero igual, no dejan de admirar un bello escote. Y no se trata de que las mujeres de hoy en día quieran tener los senos grandes, porque ya la moda viró a otro camino más estético. Se trata de querer verse mejor, de sentirse más cómodas consigo mismas, de obtener una “ayudita” para aumentar su autoestima.  ¿Acaso es pecado?

A mi consultorio llegan cientos de mujeres, unas convencidas, otras no tanto, que por alguna razón se sienten insatisfechas con esa parte de su cuerpo.  La mayoría se las quiere agrandar, algunas mucho más allá de lo que la razón aconseja.   Unas lo hacen por petición de sus maridos, otras en vengarse del novio que se fue, pero también existen las que simplemente lo hacen para gustarse a sí mismas.

Pero todas, con sus dudas, ansiedades y perturbaciones,  resplandecen frente al resultado y lo que el resultado logra en sus vidas.

Precisamente por el impacto que genera en nuestras pacientes, creamos “Noviembre, el mes de los senos hermosos”  y aquí resumo la forma cómo  esta cirugía milagrosa cambia vidas, basado en las experiencias de nuestras pacientes y varios estudios: 

1. Aumenta confianza en sí mismas: Sube el tamaño y sube la autoestima, la confianza, incluso la felicidad, pues este bienestar se esparce a muchos ámbitos de la vida personal, profesional y sentimental. 40 %

2. Mejora apariencia física: La ropa ajusta mucho mejor y están equipadas para vestir prendas más sensuales, con escotes. Su guardarropa se renueva y están abiertas a lucir prendas más sexys. 45 %

3. Sensación de juventud: Senos más sustanciales dan la capacidad de sentirse en verdad joven nuevamente.  Más suaves, grandes, elevados. Vencen el paso de tiempo, borran huellas del embarazo y lactancia. Hasta 10 años de edad quita una mamoplastia. 55 %

4. Es la cirugía más rápida en realizarse (45 minutos – 1 hora), con menos incapacidad (48 horas) y menos cuidados post quirúrgicos, lo mejor, los resultados son inmediatos. 1 HORA